Historia

Tow & Blow, la primera hélice realmente portátil, ha sido desarrollada por los expertos más importantes de este tipo de industria en Nueva Zelanda.

Hace unos 20 años, después de regresar a Nueva Zelanda tras vivir en los Estados Unidos durante 8 años (donde estudió el uso de las hélices para el control de las heladas); el ingeniero neozelandés Kim McAulay comenzó a importar modelos estadounidenses a su país de origen.

No pasó mucho tiempo hasta que la creatividad de Kim le lanzara a diseñar sus propias hélices. La “Frost Boss” (caja de las heladas) es conocida en todo el mundo por su innovación. Kim la vendió hace 5 años.

¡Pero la gran industria de las hélices no podía quedarse atrás! Él había aprendido mucho durante estos 20 años, y conocía los problemas e inconvenientes que habían surgido con las hélices, por lo que desarrolló algo que superara las existentes. Tow & Blow es el resultado de todos estos años de experiencia.

El principal problema que Kim identificó fue la ineficiencia de las máquinas actuales, principalmente por motivos de seguridad. Las hélices habían sido alejadas de los motores al ser colocadas en lo alto de una torre, por lo tanto para acceder a ellas era necesario subir por unas escaleras de unos 30 pies, y la fuente de alimentación se encontraba en el suelo. Enormes motores de diésel constituidos por embragues, engranajes y grandes transmisiones impulsaban las aspas. Lo que suponía una gran cantidad de energía desperdiciada, un consumo elevado de combustible y un mantenimiento costoso. Kim lo describe como “impulsar el agua hacia arriba”.

Un ejemplo de la ineficiencia energética es el que a continuación se describe:                                              

  • Una hélice de 4 aspas con el motor en el suelo de 150 CV.
  • Esos caballos se refieren a cuando el motor está funcionando a 2500 rpm, pero la hélice solo funciona a 1750 rpm.
  • Por lo tanto las 1750 rpm aportan unos 100 CV para el giro de las aspas.
  • Pero ahora tiene que enviar esta energía a través de un embrague, un engranaje de ángulo recto y por un eje de transmisión de unos 30 pies de largo, y a continuación a la parte superior de 96 grados con una rotación en un tornillo sin fin.
  • Así que al final en el eje de la hélice tenemos disponibles aproximadamente unos 70 CV para hacer girar la hélice.
  • El ventilador tiene 5 metros de diámetro. Esta longitud y el hecho de que esté al descubierto supone una gran resistencia que consume una proporción elevada de los caballos sobrantes antes de crear cualquier flujo de aire para la protección contra las heladas (lo más probable es que esté en el rango de los 40 CV).
  • Esto deja solo 30 CV de potencia utilizable para la producción de aire. Además el volumen de aire se reduce cuando el ventilador sopla en dirección contraria a la del viento mientras gira en lo alto de la torre, por lo que el resultado final es una potencia de 20 CV.
  • Hay que recordar que comenzamos con 150 CV en el suelo. Por lo que todo este análisis claramente nos indica que en absoluto es eficiente.
  • Los informes indican que mueve 19 m/s de aire. Pero esto es solo en un punto de la hélice, aquel donde el viento sopla directamente en lo alto de la torre conforme la hélice rota. OPUS indica que la velocidad promedia real del aire es 12 m/s de aire a través de las aspas. Pero este dato todavía no tiene en cuenta la pérdida de velocidad y volumen de aire por obstáculos. Las pruebas fueron realizadas en un ambiente sin obstrucciones, ni canales y sin cubrir.

Si lo comparamos con el Tow & Blow:

  • La velocidad es de 16,8 m/s de aire (mucho mayor que las grandes hélices sin cubrir con motores de 150 CV en el suelo).
  • Motor de 23 CV con una correa de transmisión hasta el ventilador.
  • El motor funciona a 2850 rpm y el impulsor a 600 rpm.
  • El impulsor tiene 8 aspas de un metro.
  • El impulsor se encuentra rodeado por una estructura que incrementa su rendimiento en al menos un 30 %.
  • Además el aire fluye sin obstáculos desde la torre.
  • Consume 5 litros por hora de combustible. ¡Ahora si que estamos hablando de eficiencia!